Cómo vender tu casa con una inmobiliaria

Si quieres poner en venta tu vivienda y no sabes cómo hacerlo ni por dónde empezar, tienes que dejar el proceso en manos de expertos y especialistas, para ello tienes que saber cómo vender tu casa con una inmobiliaria.

Es, sin duda, la mejor opción para que cumplas con tu objetivo

  • Sin contratiempos
  • Sin perder tiempo
  • Sin tener que encargarte de trámites y documentación que pueden parecerte complicados.

También te evitarás:

❌ El riesgo de que te estafen.

❌ Exponerte al desconocimiento a grandes rasgos de del mercado inmobiliario y sus fluctuaciones, además de estar al tanto de la tasación y qué elementos influyen en el valor de mercado.

❌ Todos los trámites jurídicos y que debes gestionar en notarías y el pago de diferentes tributos.  

Pero no se trata solo de dejar que una inmobiliaria se encargue de la venta de tu casa, tienes que hacer lo tuyo para que sea una oferta realmente atractiva, acondicionando la vivienda.

Y no basta únicamente con limpiarla, sino hacer las reparaciones necesarias, pintar las paredes y reacomodar el mobiliario para que la casa luzca más moderna y acogedora. 

5 pasos para vender tu casa con una inmobiliaria

Tranquilidad, confianza y garantía de un negocio seguro… Eso es lo que te aportará contar con una inmobiliaria para vender tu casa y necesitarás:

Elegir la empresa

Para este paso es muy importante que hagas una investigación previa de su reputación, que leas los comentarios de clientes previos en su sitio web y redes sociales para que conozcas su valoración y que te decantes por la inmobiliaria con la que te sientas más cómodo para que, mediante  la firma de la hoja de encargo, negocies las condiciones del proceso de venta de la vivienda.

Establecer el precio de la casa:

Aunque recibas la asesoría de la inmobiliaria, es una decisión que debes tomar tú. Y para que lo hagas de la mejor forma es aconsejable que consultes el valor de viviendas similares a la tuya y que tomes en consideración factores fundamentales para este aspecto como la ubicación geográfica, las condiciones de la casa en términos de infraestructura, distribución y metraje, además de cualquier otro aspecto que influya en el precio.

Definir con la inmobiliaria la gestión de los documentos

En esta fase debes darle al gestor inmobiliario que te asigne la empresa la información necesaria de los documentos que se necesitan, para saber si los debe tramitar o si ya cuentas con alguno de ellos:

  • Nota simple del registro de la propiedad que es un trámite obligatorio.
  • El último recibo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) que es indispensable para realizar la negociación de venta de una casa
  • La prueba de estar libre de pago en la comunidad de propietarios y, si existen, sus estatutos.
  • Si la casa tiene un crédito hipotecario, el certificado de deuda pendiente.
  • El certificado de eficiencia energética que es obligatorio y tiene una vigencia de 10 años.

Esperar que comiencen a llegar las ofertas

La inmobiliaria se encargará de seleccionar a los potenciales compradores que más se ajusten a tus requerimientos para no hacerte perder tiempo y organizará las visitas de los interesados de acuerdo a tu disponibilidad. Además, te asesorará respecto a cuál sería la mejor oferta de compra que recibas.

Firmar en notaría

Una vez tomada la decisión y concertado el negocio con el comprador, deberás acudir a la notaría respectiva donde se realizará la firma de la compra-venta, documento del que también se encarga la inmobiliaria, y, finalmente, cancelar la comisión a la agencia establecida previamente.

Es así como en 5 simples pasos puedes vender tu casa con una inmobiliaria, mientras que si decides hacerlo sin contratar una empresa tendrías que cumplir con alrededor de 10 pasos tu solo, lo que se traduciría en pérdida de tiempo que quizás no tengas, y hasta de dinero por la falta de conocimiento.

Así que es una buena decisión al momento de poner en venta tu vivienda para que el proceso se cumpla de la mejor manera para ti.